¿Recopilamos los datos biométricos que obtenemos al leer las manos?